BRUSELAS - Dinamarca, que ostenta la presidencia de la Unión Europea, propuso que los miembros del bloque apliquen un embargo total a las importaciones de crudo iraní desde el 1 de julio, tras finalizar un posible período de gracia para los contratos existentes, dijeron el martes diplomáticos del grupo.

La propuesta de compromiso apunta a calmar las preocupaciones de algunos gobiernos de la UE sobre el impacto económico que tendría una prohibición del petróleo de Irán sobre sus frágiles economías.

El plan todavía no fue aprobado por todas las capitales de la UE. Bajo la iniciativa, los Estados de la UE tendrían hasta fines de junio para completar los contratos existentes, pero deberían cesar todas las importaciones a inicios de julio.

ros