El máximo tribunal de la Unión Europea determinó este martes que los estados miembros no están obligados a conceder visas humanitarias a personas que quieren entrar en su territorio para pedir asilo.

La decisión respondía a un caso en el que una corte belga ordenó el pasado octubre que el gobierno diera visas humanitarias a una familia en Siria, un país devastado por la guerra.

La Corte Europea de Justicia determinó que permitir a la gente dónde recibe protección internacional socavaría el sistema de la Unión Europea que establece qué país debe gestionar las solicitudes de asilo.

Sin embargo, el tribunal con sede en Luxemburgo señaló que las cortes de los estados miembros siguen siendo libres de conceder las visas según su legislación nacional.

Amigos en Bélgica se habían ofrecido a alojar y mantener a la familia, que se cree que sigue en Siria. El gobierno teme que conceder esas visas abra las puertas a una oleada de nuevas solicitudes.

erp