Madrid.- El tráfico aéreo se normalizó en Europa y todos los aeropuertos estaban abiertos después de las perturbaciones del fin de semana causadas en el tráfico aéreo por la nube de cenizas del volcán islandés Eyjafjoll.

"Las zonas de concentración de cenizas a alta altitud se dispersaron durante la noche sobre Europa continental", indicó la organización europea de navegación aérea, Eurocontrol, con sede en Bruselas.

Pero una parte de la nube de cenizas que se encuentra en el Atlántico norte obliga a los vuelos transatlánticos a modificar sus trayectos, precisó.

"Una zona de cenizas en medio del Atlántico norte tiene un impacto sobre los vuelos transatlánticos" y "numerosos vuelos deben modificar de forma significativa su trayectoria para evitar la nube, lo que provoca retrasos", precisó Eurocontrol, que calcula para este lunes unos 28,500 vuelos, es decir, 500 menos que los habituales.

Por la tarde se prevé que la nube de cenizas se desplace en dirección noreste del Atlántico, hacia la península Ibérica.

Reabren aeropuertos

El domingo, las cenizas perturbaron el tráfico aéreo en España, Italia, sur de Alemania y Austria. En Portugal, los aeropuertos de Lisboa y Oporto, cerrados el domingo, reabrieron este lunes por la mañana.

En España, este lunes por la mañana todos los aeropuertos reabrieron tras los cierres temporales del sábado y domingo en el norte del país.

"Todos los aeropuertos estarán abiertos, al menos hasta las 14:00 (12:00 GMT / 7:00 de la mañana hora de México)" dijo a la AFP una portavoz de AENA, la autoridad de control aéreo español, AENA.

Los siete aeropuertos (Asturias, Santander, Bilbao, Salamanca, Burgos, León y Valladolid) que debieron cerrar algunas horas el domingo fueron abiertos nuevamente hacia las 02:00 locales del lunes (00:00 GMT / 7:00 de la noche hora de México), precisó AENA.

Sin embargo se descarta que se produzcan nuevos cierres durante el día, en función de lo que informe Eurocontrol, añadió la portavoz.

El sábado, más de 900 vuelos fueron anulados en España debido al cierre de una veintena de escalas en el norte del país, sobre todo en Barcelona, segundo aeropuerto del país, detrás de Madrid.

El domingo, la situación fue algo mejor, pero los desplazamientos de las nubes de cenizas volcánicas obligaron al cierre puntual de una decena de aeropuertos en el noroeste y a anular casi 200 vuelos.

Eyjafjoll no descansa

El volcán islandés Eyjafjoll vuelve a arrojar, desde el jueves, cenizas volcánicas, tras algunos días de calma.

Su erupción paralizó el tráfico aéreo en Europa durante una semana a mediados de abril. Más de 100,000 vuelos fueron anulados, bloqueando a ocho millones de pasajeros. El sector aéreo estimó las pérdidas en 2,500 millones de euros.

Las cenizas volcánicas pueden dañar seriamente el funcionamiento de los aviones en vuelo.