Washington. Twitter reveló su decisión de suspender 1,000 cuentas de su red social en China, y cerrarle el paso a su plataforma publicitaria a los medios estatales chinos, debido a su injerencia.

“En general, estas cuentas (suspendidas) estaban intentando sembrar discordia en Hong Kong, incluso dañando la legitimidad del movimiento que protesta.

“Según nuestras intensivas investigaciones, tenemos evidencia de que ésta es una operación coordinada y respaldada por el Estado”, señala el corporativo de Twitter.

Por su parte, Facebook comunicó que eliminará cinco cuentas, siete páginas y tres grupos después de que Twitter la alertara. Facebook dijo que unas 15,500 cuentas siguieron a una o más de esas páginas, mientras que 2,200 cuentas se unieron al menos a uno de los grupos. La compañía refirió que su investigación había encontrado “vínculos con personas asociadas con el gobierno chino”.

Flagelo global

Facebook no tomó la decisión de cancelar su negocio publicitario a medios estatales chinos, pero es la primera ocasión en que cierra cuentas debido a aspectos de carácter político.

Cientos de miles de manifestantes se han manifestado por un Hong Kong autónomo y democrático durante los últimos dos meses.

Las decisiones de Facebook y Twitter reflejan la medida en que la desinformación se ha convertido en un flagelo global.

Casos de campaña de polarización a través de las redes sociales dirigidas desde los estados se han visto recientemente en Arabia Saudita, Israel, China, los Emiratos Árabes Unidos y Venezuela.

En agosto, Facebook, Google y Twitter identificaron una campaña de desinformación que se originó en Irán, donde medios estatales compraron publicidad para vincular cuentas con ellos.

En un comunicado, Suzanne Nossel, CEO de PEN America, una organización sin fines de lucro que apoya la libertad de expresión, calificó las decisiones de Twitter y Facebook como “el colmo de la hipocresía”.

Instó a ambas compañías a “redoblar recursos para detectar y eliminar campañas de desinformación respaldadas por el gobierno”.