Bruselas. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, felicitó a Boris Johnson, tras su nombramiento como primer ministro británico, a quien expresó su deseo de discutir en detalle la cooperación entre la Unión Europea (UE) y Reino Unido.

“En nombre del Consejo Europeo, quisiera felicitarle por su nombramiento como primer ministro del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte”, expresó Tusk en una carta, publicada poco después de la designación.

“Espero reunirme con usted para discutir nuestra cooperación”.

Tusk lamentó en varias ocasiones la decisión de los británicos de abandonar el bloque y creó en febrero una polémica al preguntarse cómo debe ser “el lugar especial en el infierno” para quienes promovieron el Brexit sin contar “con un plan de cómo llevarlo a cabo con seguridad”.

Pero si algo destaca sobre la personalidad del nuevo primer ministro es su facilidad para cambiar de piel. Johnson podría ingeniárselas para volver a someter a votación el acuerdo de May, que tanto ha criticado y que el Parlamento británico ha tumbado en tres ocasiones.

Mundo irreal

La sugerencia del primer ministro Boris Johnson de que el acuerdo de retiro de Gran Bretaña de la Unión Europea se puede renegociar por completo en los próximos meses no es posible “en el mundo real”, dijo el primer ministro irlandés, Leo Varadkar.

“Al escuchar lo que dijo hoy (miércoles), tengo la impresión de que no solo estaba hablando de eliminar la salvaguarda (con Irlanda del Norte), sino de un nuevo acuerdo, un mejor acuerdo para Gran Bretaña”, dijo Varadkar sobre el discurso de Johnson. “Eso no va a pasar”.