Ankara. El gobierno de Turquía negó por segunda vez la visita de diputados alemanes a las tropas de su país estacionadas en la base aérea turca de Incirlik.

Alrededor de 260 soldados alemanes están destacados en la base de Incirlik como parte de la coalición internacional contra el grupo yihadista Estado Islámico, cumpliendo misiones de reconocimiento con cazabombarderos del tipo Tornado o de abastecimiento de las fuerzas que combaten contra los terroristas en Siria e Irak.

La visita de los legisladores alemanes a Incirlik estaba prevista para hoy pero el sábado pasado el ministerio alemán de Exteriores recibió la negativa de la parte turca, que atribuyó la decisión al hecho de que Alemania está dando asilo a oficiales turcos, acusados por Ankara de participar en el fallido golpe de Estado de julio pasado.

Diputados alemanes demandaron este lunes el traslado de los soldados: No nos dejaremos chantajear , dijo por su parte el presidente de la comisión de defensa del Parlamento, Wolfgang Hellmich.