Estambul. Turquía ha comenzado a entregar alimentos y otro tipo de ayuda humanitaria a desplazados sirios en su frontera, mientras el empeoramiento del conflicto en Siria complica cada vez más distribución de asistencia, dijo el sábado la entidad de emergencias y desastres local.

La medida coincide con un marcado incremento en el número de sirios que escapan de los enfrentamientos por la revuelta de 17 meses contra el presidente Bashar al-Assad. En Turquía los desplazados sirios llegan a 70.000.

La situación humanitaria en Siria se ha deteriorado mientras los combates se intensifican, dejando a los civiles sin suministros de alimentos, atención médica u otra clase de asistencia, de acuerdo a agencias de ayuda.

"Ya comenzó la distribución de ayuda humanitaria de nuestro país justo en la frontera con Siria", dijo en un comunicado la Dirección de Manejo de Emergencias y Desastres de Turquía (AFAD, por sus siglas en inglés).

Turquía informó a Naciones Unidas sobre su nuevo programa de ayuda y abrió un centro en la localidad sureste de Gaziantep para recibir asistencia internacional, dijo AFAD, agregando que necesitaba alimentos no perecibles y para bebés, colchonetas y productos de higiene personal.

La Medialuna Roja turca también ha instalado centros en cuatro lugares de la frontera con Siria a fin de recibir donaciones locales.

Más de 170,000 sirios han sido registrados al ingresar a países vecinos escapando del conflicto - Irak, Jordania, el Líbano y Turquía - de acuerdo a la agencia de refugiados de la ONU.

Sin embargo, unas 1.2 millones de personas están desplazadas dentro de Siria, y muchas de ellas se alojan en escuelas u otros edificios públicos, según el coordinador regional de ayuda humanitaria de Naciones Unidas.

apr