El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró el sábado a su homólogo de China, Xi Jinping, que estaba abierto a un acuerdo comercial "histórico", en el inicio de un esperado encuentro bilateral al margen de la Cumbre del G20.

En la apertura de los trabajos, Xi le expresó a Trump su convicción de que "el diálogo" es preferible a la "confrontación", en un claro alerta sobre los riesgos caso Washington y Pekín no contengan la guerra comercial que iniciaron.

"Sería histórico si pudiésemos alcanzar un acuerdo comercial justo. Estoy totalmente abierto a eso", dijo Trump en las declaraciones iniciales antes que la reunión se torne a puerta cerrada.

La guerra comercial entre Estados Unidos y China es el asunto más delicado de la Cumbre del G20 que se realiza en Osaka, al punto que se convirtió en una especie de sombra que flota sobre toda la reunión de líderes.

En un esfuerzo por disipar tensiones, en los días previos a este encuentro Trump y Xi se ocuparon de reducir los decibeles de las declaraciones.

El estadounidense dijo el viernes que esperaba una reunión "productiva" con Xi, y el líder chino respondió que también tenía la expectativa de "resultados positivos" siempre que Washington atienda a las "preocupaciones legítimas" de Pekín.

abr