Washington. Durante una llamada telefónica con su homólogo ruso, Vladimir Putin, el presidente Donald Trump, enfatizó su deseo de un control de armamento nuclear que incluya tanto a Rusia como a China.

“El presidente Trump reafirmó que Estados Unidos está comprometido con el control efectivo de armas que incluye no solo a Rusia, sino también a China, y espera con interés las futuras discusiones para evitar una costosa carrera armamentista”, detalló la Casa Blanca en un comunicado.

Trump quiere que China se incorpore a las conversaciones entre EU y Rusia sobre un acuerdo de control de armas para reemplazar el tratado START de 2010 entre Washington y Moscú que expira en febrero, pero China, que se estima tiene 300 armas nucleares, ha rechazado repetidamente la propuesta.