El intento del presidente Trump de culpar a los demócratas por la cuestionada práctica que llevan los servicios de inmigración de separar a los niños de sus padres una vez que cruzan la frontera hacia EU, renovó la pelea sobre el tema migratorio.

“Presionen a los demócratas para que pongan fin a la horrible ley que separa a los niños de sus padres una vez que cruzan la frontera hacia Estados Unidos”, ordenó en un tuit el mandatario.

Pero no hay ninguna ley que exija específicamente que el gobierno tome tales medidas, por el contrario, son las políticas de su propia administración las que busca intensificar la división según confirmó días atrás el fiscal general Jeff Sessions cuando señaló que se tendrá “tolerancia cero” con quienes crucen las frontera de manera irregular y que, quien lo haga con un menor, será procesado y el “niño será separado de la familia, como exige la ley”.“Si no quiere ser separado de su hijo, no los haga cruzar la frontera ilegalmente”, dijo en un discurso Sessions este mes.

En abril, más de 50,000 migrantes fueron detenidos o considerados como “inadmisibles” y se espera que el aumento de los cruces fronterizos ilegales continúe a medida que mejore la economía y llegue el verano.

Bajo la política de ‘tolerancia cero’, Sessions insta a los servicios de inmigración a que los adultos sean enviados a las cortes de justicia y los niños, transferidos a albergues del Departamento de Salud y Servicios Humanos para iniciar los procesos de deportación.

La situación amenaza con revertir uno de los mayores logros de Trump: la fuerte caída de la migración ilegal en los meses posteriores a su victoria en noviembre del 2016.

Trump ha presionado para que el Congreso acuerde en sus propuestas sobre inmigración antes de las elecciones de medio término en noviembre de este año, incluidas medidas sobre DACA y fondos para el muro en la frontera con México.

Su administración también trabajó con un puñado de estados sureños a principios de este año para desplegar tropas de la Guardia Nacional en la frontera. Y tal vez de manera más agresiva, el Departamento de Justicia, anunció este mes que comenzará a enjuiciar a todas las personas que crucen ilegalmente a Estados Unidos, una acción denunciada por grupos de derechos de inmigrantes.