Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó que la negativa del presidente venezolano Nicolás Maduro de aceptar ayuda humanitaria es un error terrible que demuestra lo que sucede cuando el gobierno equivocado tiene el poder.

Los comentarios de Trump fueron hechos durante una reunión en la Casa Blanca con el presidente de Colombia, Iván Duque, quien también fustigó a Maduro. Duque acusó al mandatario venezolano de cometer un crimen de lesa humanidad.

Trump pareció insinuar que podrían surgir nuevas medidas internacionales contra Maduro, quien ha bloqueado envíos de ayuda para el país devastado por la crisis, alegando que esa asistencia forma parte de un intento de golpe de Estado dirigido por Estados Unidos para derrocarlo.

Al ser cuestionado sobre si tiene un plan de respaldo por si Maduro se aferra al poder, el mandatario respondió: “ Yo siempre tengo un plan b y c y d y e y f... Hay muchas cosas que están pasando en Venezuela que la gente no sabe”.

“Creo que está cometiendo un error terrible al no permitir” la ayuda humanitaria, dijo Trump. “Eso demuestra lo mal que están las cosas y, realmente, estamos tratando de llevarle comida a gente que se está muriendo de hambre. Hay gente muriéndose de hambre en Venezuela y eso demuestra lo que pasa cuando el gobierno equivocado tiene el poder”.

Por su parte, Iván Duque se comprometió públicamente a asegurarse de que los suministros almacenados en la zona fronteriza con Colombia puedan entrar a Venezuela.

Tráfico de drogas

En otro tema importante para Estados Unidos y Colombia, Trump se quejó ante Duque, durante la parte pública del encuentro, por la cantidad de drogas que entran a territorio estadounidense.

“Estamos trabajando juntos para que Colombia elimine algo de lo que están creciendo en Colombia. Yo no diría que están adelantados en sus labores, pero esperamos que lo estén en el futuro cercano”, manifestó Trump.

Duque defendió su administración, afirmando que se han erradicado más cosechas de coca en los primeros cuatro meses de su mandato que en los ocho meses previos a su ascenso al poder en agosto del 2018.

“El gobierno tiene el deber moral de librar a Colombia de los cultivos ilegales y el narcotráfico”, concluyó Duque.

Colombia es el mayor exportador mundial de cocaína y el crecimiento constante de su cultivo de coca en los últimos años ha puesto a prueba sus relaciones con Estados Unidos.