Washington. En la antesala de dejar el poder, el presidente Donald Trump cambió su tono y por primera vez le deseó éxito al gobierno entrante.

Desde la Casa Blanca, en su mensaje de despedida y sin mencionar a Biden, el mandatario republicano dijo: "Esta semana, se inaugura una nueva presidencia y recemos por su éxito para que Estados Unidos siga siendo un lugar seguro y próspero".

Trump destacó los logros durante sus cuatro años de mandato como reconstruir la economía y la creación de empleos. Asimismo, recordó que fue el primer presidente en "décadas" en finalizar su gestión sin haber empezado una nueva guerra.

"Estoy especialmente orgulloso de ser el primer presidente en décadas que no ha comenzado nuevas guerras".

En cuanto a la pandemia de Covid-19 aseguró: “Otra administración habría tomado tres, cuatro, cinco, tal vez hasta 10 años para desarrollar una vacuna. Lo hicimos en nueve meses ".

Al señalar que los estadounidenses estaban "horrorizados" por el asalto al Capitolio este mes, pasó por alto el aliento que le había dado a sus seguidores.

Trump romperá la tradición y no acudirá a la ceremonia de investidura de su sucesor, y abandonará Washington con destino a su mansión privada en Florida horas antes de que Biden llegue a la Casa Blanca.