Estados Unidos anunció este lunes que impondrá aranceles, vigentes de inmediato, a todas las importaciones de acero y aluminio originarias de Brasil y Argentina.

“Brasil y Argentina han estado presidiendo una devaluación masiva de sus monedas, lo que no es bueno para nuestros agricultores”, dijo el presidente Donald Trump en un tuit este lunes.

“(La Reserva Federal debería) actuar para que los países, de los cuales hay muchos, ya no aprovechen nuestro dólar fuerte al devaluar aún más sus monedas. Esto hace que sea muy difícil para nuestros (fabricantes) y agricultores exportar sus productos de manera justa. Tarifas más bajas y aflojamiento - ¡Fed!”, añadió Trump en su cuenta de Twitter.

El mandatario estadounidense ha instado en numerosas ocasiones a la Fed a que recorte las tasas de interés por debajo de cero, argumentando que los tipos negativos en Europa y otras partes dan a esos países una ventaja competitiva.

No obstante, las autoridades de la Fed se han mostrado reacias a adoptar medidas poco ortodoxas que ya han sido probadas por otros bancos centrales. El comité de política de la Fed celebrará su próxima reunión los días 10 y 11 de diciembre.

En 2018, las exportaciones de acero y aluminio de Brasil sumaron 11,805 millones de dólares, con Estados Unidos como su principal destino (4,021 millones de dólares) y China como segundo (934 millones de dólares), según datos del Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio de Brasil.

Las exportaciones brasileñas de ambos metales al mercado estadounidense escalaron en los últimos dos años, desde los 2,220 millones de dólares en 2016, si bien en 2014 se ubicaron en 3,849 millones.

México es el décimo destino de las exportaciones de Brasil de estos productos, con 275 millones de dólares en 2018.

Bolsonaro llama a Trump

El anuncio tomó por sorpresa a Brasil, quien ha mostrado interés en fortalecer sus vínculos comerciales con Estados Unidos.

Voy a hablar con Paulo Guedes”, dijo presidente brasileño, Jair Bolsonaro, a varios periodistas fuera del palacio presidencial, refiriéndose al ministro de Finanzas de su país, tras enterarse del anuncio de Trump. “Aluminio? Voy a hablar con Paulo Guedes ahora... Si es necesario, llamaré a Trump. Tengo un canal abierto con él”, agregó.

La moneda brasileña se depreció un 5% desde inicios de noviembre frente al dólar, batiendo sucesivos mínimos históricos. La semana pasada, superó por primera vez los 4.27 reales por dólar, frente a 4.01 a inicios de noviembre. Este lunes el billete verde se cotizaba a 4.23 reales.

La depreciación, según analistas, se debe principalmente a las incertidumbres provocadas por la guerra comercial entre China y Estados unidos y a las dudas de los inversores sobre la capacidad del gobierno de proseguir con su plan de reformas promercado.

Trump había anunciado a inicios de 2018 la implantación de aranceles de 25% al acero y de 10% al aluminio, pero luego sacó a varios países de la lista, entre ellos Argentina y Brasil.

Por su parte, las exportaciones de acero y aluminio de Argentina totalizaron 283 millones de dólares en 2018, de las cuales 11 millones se embarcaron a Estados Unidos.

Estos datos de las ventas externas de Brasil y Argentina no incluyen a los clasificados como artículos de acero y aluminio.

El anunció de un reestablecimiento inmediato de aranceles a las importaciones de acero y aluminio de Argentina por parte de Estados Unidos fue "inesperado", dijo el lunes a Reuters el ministro de Producción argentino, Dante Sica, unas horas después de que el presidente estadounidense anunciara la medida.

No hubo ninguna señal de que iba a haber un cambio en las condiciones comerciales", explicó Sica, que agregó que hizo un pedido al Gobierno estadounidense para dialogar con el secretario de Comercio del país, Wilbur Ross.

De acuerdo con el ministro de Producción argentino, el país sudamericano lleva exportados cerca de 700 millones de dólares en acero y aluminio a Estados Unidos en lo que va del año. 

(Con información de Reuters y AFP)

erp