Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el día de ayer la reapertura de fronteras con gran parte de Europa y Brasil a partir del 26 de enero, sin embargo, el equipo de Joe Biden dijo que no se levantarán las prohibiciones de viaje pese al anuncio del mandatario saliente.

"Esta medida es la mejor manera de continuar protegiendo a los estadounidenses del Covid-19 al tiempo que permite que los viajes se reanuden de manera segura", dijo Trump en una declaración emitida por la Casa Blanca.

Pero la futura portavoz de la Casa Blanca informó que el gobierno de Joe Biden no prevé levantar las restricciones de viaje por Covid-19.

"Siguiendo el consejo de nuestro equipo médico, la Administración no tiene la intención de levantar estas restricciones el 26 de enero. De hecho, planeamos fortalecer las medidas de salud pública en torno a los viajes internacionales para mitigar aún más la propagación del Covid-19", manifestó Jen Psaki en Twitter.

La semana pasada, el director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades firmó una orden que requiere que casi todos los viajeros aéreos presenten una prueba de coronavirus negativa o una prueba de recuperación del Covid-19 para ingresar a los Estados Unidos a partir del 26 de enero.

Las restricciones de EU a la mayoría de los visitantes de Europa se impusieron desde mediados de marzo del 2020, cuando Donald Trump firmó proclamas imponiéndolas, mientras que la prohibición de entrada a Brasil se impuso en mayo.

Trump dijo que las prohibiciones para China e Irán se mantienen vigentes.

A favor

Varios funcionarios de la administración de Trump argumentaron durante meses que las restricciones ya no tenían sentido dado que la mayoría de los países no estaban sujetos a las prohibiciones de entrada.