El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ratificó este viernes una ley que permite acceder a los contenidos de correos electrónicos almacenados en servidores en el extranjero, un tema que enfrenta a las autoridades con el grupo Microsoft.

El "Cloud Act" (Ley de la nube), incluido en la ley de presupuesto firmada por la Casa Blanca, permite al departamento estadounidense de Justicia firmar acuerdos con otros países para acelerar pedidos de este tipo, certificando que esos países respetan las libertades individuales y la vida privada.

El texto nació principalmente ante un conflicto entre las autoridades estadounidenses y el grupo Microsoft.

Todo comenzó en 2013, con una orden de allanamiento para que el gigante informático entregara los contenidos de una cuenta de correo electrónico utilizada por un supuesto narcotraficante.

El problema es que Microsoft, que administra unos 100 centros de almacenamiento de datos en 40 países, tenía los datos solicitados guardados en Irlanda.

Microsoft se negó a cumplir la orden, argumentando que realizar una incautación en un servidor en Dublín era como ingresar a un domicilio en otro país.

La Corte Suprema, que debe pronunciarse antes del fin de junio sobre este caso, lo había examinado en febrero, y en ese entonces la magistrada Sonia Sotomayor había sugerido esperar que el Congreso estadounidense votara el "Cloud Act".

Este debate es seguido de cerca por dos partes enfrentadas: por un lado, los partidarios del interés superior de las investigaciones; por otro, las empresas tecnológicas que buscan proteger la vida privada de sus clientes.