La Casa Blanca ordenó al Departamento de Estado congelar fondos por unos 200 millones de dólares destinados a "esfuerzos de recuperación" en Siria, reportó este viernes The Wall Street Journal.

El informe de prensa, un día después de que Trump declarara en un discurso que Estados Unidos saldrá de Siria "muy pronto", es otro indicativo de que el presidente quiere retirarse de ese país.

Funcionarios dijeron a la AFP que el comentario de Trump en su discurso la víspera no fue descuidado, sino que desde hace semanas ha estado presionando contra la idea de un compromiso a medio o largo plazo para estabilizar el este de Siria.

Según The Wall Street Journal, Trump solicitó el congelamiento de los fondos tras leer reportes de prensa sobre que Estados Unidos había comprometido dinero para los esfuerzos de recuperación de Siria, sometida a una guerra civil de más de siete años.

Estados Unidos tiene más de 2,000 militares en el este de Siria que trabajan con milicias locales para hacer frente al extremista Estado Islámico (EI), mientras trata de mantenerse fuera de la guerra civil.

El deseo de Trump de abandonar el conflicto choca con la nueva estrategia de Estados Unidos en Siria anunciada el pasado mes de enero por el entonces secretario de Estado Rex Tillerson.

Tillerson, despedido hace poco por Trump, argumentó que las fuerzas estadounidenses debían seguir comprometidas en Siria para evitar que el EI y la red Al Qaida regresaran, y que Irán "fortaleciera su posición" allí.