Washington. El presidente Trump intentó reducir las tensiones con Irán después de varias horas de amenazas y acciones cibernéticas en respuesta al dron estadounidense destruido por Irán.

Incluso, Trump agradeció a Teherán su decisión “sabia” de no derribar un avión militar con personal a bordo. “Comenzar de nuevo”, dijo el mandatario estadounidense.

Irán, furioso con Estados Unidos por haber saldo del acuerdo nuclear firmado por Barack Obama y cinco naciones, y por haber lanzado sanciones en su contra, no ha mostrado interés en renegociar las nuevas condiciones que desea Estados Unidos.

Hagamos que Irán sea nuevamente grande

En alusión a la famosa frase que utilizó durante su campaña de hace cuatro años, Trump dijo: “Irán quiere volver a ser una nación rica. Hagamos que Irán vuelva a ser grande”, dijo el sábado a reporteros antes de viajar a Camp David a pasar el fin de semana.

Pero Donald Trump no ha mostrado interés en echar abajo las sanciones e incluso ha prometido más, a pesar de que Irán insiste en que deben levantarse antes de que comience cualquier diálogo.

En un tuit, Trump escribió que impondría “sanciones adicionales importantes a Irán el lunes (hoy)”. También aprobó un ataque cibernético que deshabilitó los sistemas informáticos iraníes utilizados para controlar los lanzamientos de cohetes y misiles, según personas familiarizadas con el tema.

Tras los dramáticos eventos del jueves, cuando se reveló que Irán había destruido un avión no tripulado estadounidense que volaba sobre zona iraní, varios de los principales funcionarios de Estados Unidos viajaron a Oriente Medio para sostener reuniones, pero con ningún país aliado de Irán.

El sábado, el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, llegó a Israel, y el viernes, el hombre de referencia del Departamento de Estado sobre temas de Irán, Brian Hook, llegó a Arabia Saudita. Ambos países han azuzado una campaña de “máxima presión” de Washington contra Irán.

Advertencia

“Cuando el régimen iraní decida renunciar a la violencia y quiera enfrentarse a nuestra diplomacia con su diplomacia, ya sabe cómo contactarnos. Hasta entonces, nuestra campaña de aislamiento económico y presión económica contra el régimen se intensificará”, comentó Mike Pompeo.

“Ambas partes no dan marcha atrás, la presión aumentará”, comentó Philip Gordon, académico del Consejo de Relaciones Exteriores.