El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este sábado que este año no asistirá a la cena anual de corresponsales de la Casa Blanca, una decisión que rompe con una larga tradición, en un nuevo episodio de las tensas relaciones que el mandatario mantiene con la prensa.

NOTICIA: Más de la mitad de estadunidenses ya desaprueba la gestión de Trump

"No asistiré a la cena de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca este año. Mis mejores deseos para todos y que disfruten de la velada!", escribió Trump en Twitter, un día después de que tildara a los medios de ser el "enemigo del pueblo".

Esta cena de gala se realiza cada año en un hotel de Washington y reúne a lo más selecto de la prensa, del mundo político estadounidense y a celebridades. Esta velada, instituida en 1921, permite al presidente de Estados Unidos pronunciar un discurso en el que se ríe de sí mismo, lleno de sarcasmos y burlarse de sus adversarios políticos.

En 2011, Donald Trump participó de la cena y fue el blanco de las bromas del entonces presidente Barack Obama. Un episodio que los analistas estimaron como crucial en la decisión del magnate de presentarse a la carrera presidencial.

NOTICIA: Trump irrumpe en reunión de la cancillería mexicana

Y desde su llegada al poder hace un mes, Trump mantiene tensas relaciones con la prensa. No cesa de atacar a los "medios deshonestos" y calificó a varios de ellos de ser "enemigos del pueblo".

El viernes, su gobierno impidió a los representantes del New York Times y CNN, entre otros, el ingreso a la conferencia de prensa diaria que se ofrece en la Casa Blanca.

erp