Washington. El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, está alejándose de su dicho de limpiar el pantano , a pesar de que fue una de sus principales promesas de campaña, reveló uno de sus más cercanos asesores y expresidente de la Cámara Baja, Newt Gingrich.

Se me dijo que lo está desconociendo. Ahora dice que fue (una frase) en su momento de impulso político a su imagen y campaña, pero que ya no quiere usarla , comentó en una entrevista otorgada para la National Public Radio (NPR).

Trump utilizó este slogan durante su campaña electoral como una metáfora de la corrupción y la influencia de los lagartos de la clase política de Washington, pero al igual que otras de sus promesas empiezan a cambiar de forma positiva.

Él (Trump) está en un papel diferente y quizás siente que ya asumiendo la Presidencia de Estados Unidos debe ser marginalmente más dignificado que hablar de los lagartos en los pantanos. Personalmente (...) me gusta lo de lagartos y pantano , opinó Gingrich.

El expresidente de la cámara de representantes recordó que Trump llegó al poder gracias a votantes que consideraron que en Washington existía demasiado poder y que la burocracia federal era demasiado arrogante e imperial .

Si Trump continúa siendo honesto y parece una persona auténtica, llegará muy lejos, pero si debido a la presión de la ciudad empieza a retractarse y a decir cosas que no son verdad decaerá tanto como lo hizo Barack Obama , advirtió Gingrich.

Recordó el político que durante sus actos de proselitismo el mandatario electo estadounidense en sus discursos expresó, con frecuencia, enciérrenla, enciérrenla en alusión a su promesa de encarcelar a Hillary Clinton por actos indebidos, pero desde su triunfo electoral descartó un proceso judicial contra su exrival presidencial.