Osaka. El presidente Donald Trump y los líderes extranjeros parecen estar preparados para un enfrentamiento en la Cumbre del Grupo de los 20 en Japón. Mientras el mandatario estadounidense está listo para destacar su infelicidad con respecto al comercio, los líderes europeos prometen desafiarlo sobre el cambio climático.

Trump aterrizó el jueves en la ciudad portuaria poco después de las 6:40 de la tarde, hora local, para después dirigirse a una cena con el primer ministro australiano, Scott Morrison, el primero de los nueve líderes mundiales con los que tiene previsto reunirse durante la cumbre de dos días.

Al ser cuestionado sobre su visión del mundo de “America First”, Trump cambió a un tono más conciliador respecto a las horas previas a su partida hacia Japón, cuando se quejó en una entrevista con Fox Business el miércoles de que otros países estaban tratando de aprovecharse de Estados Unidos en temas como gasto en comercio y defensa.

“Bueno, creo que puedo decir fácilmente que hemos sido muy buenos con nuestros aliados, trabajamos con nuestros aliados, cuidamos a nuestros aliados”, declaró.

Tensión

El cambio climático es sólo uno de los muchos problemas que enfrentan los líderes mundiales en la cumbre económica mundial anual, y la reunión de este año marca una de las últimas oportunidades de Trump para obtener avances en varias de sus iniciativas de política exterior antes de que la campaña presidencial del 2020 consuma la política de EU. Él está tratando de resolver una lucha comercial con China e intenta lograr un consenso para la línea más dura de su gobierno contra Irán, una opinión que lo tiene en desacuerdo con algunos de los líderes con los que se reunirá esta semana en Osaka, incluido el presidente ruso, Vladimir Putin.

La incertidumbre que rodea a las conversaciones de desnuclearización con Corea del Norte también será un telón de fondo significativo para la cumbre, ya que el tema seguramente surgirá en su tan esperada reunión con el presidente chino, Xi Jinping, el sábado. Trump partirá para una visita nocturna a Seúl más tarde ese mismo día.

Uno de los objetivos de Trump mientras volaba a través del océano Pacífico fue el primer ministro indio Narendra Modi, cuyo país impuso aranceles a casi 30 productos de Estados Unidos a principios de este mes como compensación por la decisión de Trump de revocar los privilegios comerciales preferenciales de la India. Los aranceles de represalia de la India son sólo una de las varias disputas comerciales que Trump enfrenta en la Cumbre del G20 de este año.