Donald Trump justificó nuevamente este viernes la pertinencia para la economía estadounidense de aplicar aranceles al acero y el aluminio, cuyo anuncio a inicios de marzo marcó el comienzo de una guerra comercial con China.

"Pese a los aranceles sobre el aluminio, los precios del aluminio BAJARON 4%. La gente está sorprendida, yo no! ¡Llega mucho dinero a las arcas estadounidenses y Empleos, Empleos, Empleos!" escribió el presidente en un tuit matinal.

Luego retuiteó uno de sus propios mensajes del miércoles: "No estamos en una guerra comercial con China, esa guerra se perdió hace muchos años por la gente tonta, incompetente, que representaba a Estados Unidos".

Trump promulgó el 8 de marzo aranceles del 25% a las importaciones de acero y de 10% a las de aluminio alegando razones de seguridad nacional, de los que excluyó provisoriamente a Canadá y México, socios en el Tratado de Liber Comercio de América del Norte (TLCAN), y a otros países, dos de los cuales miembros de la Unión Europea, pero no a China.

Desde entonces el conflicto se agravó con Pekín, y Trump amenazó con imponerle sanciones adicionales por 100,000 millones de dólares.

China llamó el viernes a la UE "a actuar juntos" contra el proteccionismo estadounidense luego de la escalada de tensiones de las últimas semanas, marcada por anuncios y contra-anuncios de nuevas medidas por parte de Pekín y Washington.

erp