El presidente Trump pasó el jueves de un lugar controversial a otro, al dejar la reunión de la OTAN en Bruselas y trasladarse a Gran Bretaña, donde se encontró con un gobierno en conflicto y protestas que lo seguían por todas partes. Trump llegó en su primera visita, comió con ella y destrozó a la primera ministra Theresa May.

El mandatario dijo que no va a hacer un acuerdo comercial pos-Brexit con Reino Unido porque May no escuchó sus recomendaciones de cómo negociarlo y eligió “el camino opuesto”, al optar por una estrategia de “soft Brexit” con los europeos.

“Si aprueban un acuerdo como ése, estaríamos tratando con la Unión Europea en lugar de con Reino Unido. Ella lo hizo naufragar. El acuerdo de comercio con Estados Unidos no va suceder”, dijo el mandatario en una entrevista con el diario The Sun para su edición de hoy.

En unos comentarios infrecuentes sobre política británica, Trump también dijo que el exministro de Relaciones Exteriores Boris Johnson, quien renunció a su cargo esta semana debido al plan para el Brexit, podría ser “un gran primer ministro”.

El mismo día que la primera ministra publicó su “libro blanco” sobre cómo negociará con los europeos su modelo Brexit, que se aleja de los postulados del referéndum que eligió divorciarse de Europa y cuando ella buscaba desesperadamente un acuerdo comercial pos-Brexit con Estados Unidos “el aliado más cercano pero también el amigo más querido”, según Theresa May, Trump aplicó su maquiavélica estrategia OTAN. Violó el lenguaje diplomático y anunció —vía la prensa— que el esperado acuerdo con Estados Unidos no se producirá.

“Si hacen eso, probablemente no se haga el acuerdo comercial con Estados Unidos”, advirtió Trump durante la entrevista con el tabloide, el diario británico más vendido, señalando que él habría abordado la salida de Reino Unido de la Unión Europea de una forma diferente.

“Lo habría hecho de manera muy diferente. De hecho, le dije a Theresa May cómo hacerlo, pero ella no estuvo de acuerdo, no me escuchó. Quería seguir otro camino”, destacó Trump.