El presidente Donald Trump elogió el jueves al gobierno mexicano por lo que a su juicio fue desmantelar una caravana de migrantes centroamericanos y evitar una “escena gigantesca” en la frontera de México con Estados Unidos.

En un tuit matutino, el mandatario aplaudió las “fuertes leyes de inmigración de México y su disposición a usarlas”.

El mensaje fue publicado horas después de que Trump firmó una orden ejecutiva para desplegar a soldados de la Guardia Nacional en la frontera con México para ayudar en labores de seguridad. Trump firmó la proclama asegurando que la situación de la inmigración ilegal ha alcanzado un “punto crítico”.

En esta semana, Trump ha criticado a los migrantes, principalmente centroamericanos, que recorren México como parte de la caravana anual llamada “Viacrucis del Migrante”. Los organizadores han dicho que su intención nunca fue llegar a la frontera con Estados Unidos.

El presidente agregó que los “cruces fronterizos son todavía INACEPTABLES” aunque según él están en su nivel más bajo en 46 años.

“El desgobierno que persiste en nuestra frontera sur es fundamentalmente incompatible con la protección, la seguridad y la soberanía del pueblo estadounidense”, escribió Trump en un memorándum en el que autorizó enviar a la Guardia Nacional el miércoles. Agregó que su gobierno no tenía “otra opción más que actuar”.

La secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen dijo que el mandatario estuvo trabajando con gobernadores de los estados fronterizos del suroeste del país para alcanzar acuerdos sobre dónde se desplegarían los elementos de la Guardia Nacional y cuántos participarían.

La proclama fue firmada el miércoles horas después de que Trump prometió tomar “medidas enérgicas hoy” en materia migratoria y un día después de que dijo que quería usar al ejército para proteger la frontera sur hasta que se construya su prometido muro fronterizo.

Trump ha estado frustrado por la falta de progreso en la construcción de un muro en la frontera con México _la promesa más distintiva de su campaña_, así como por un incremento reciente en los cruces fronterizos ilegales, los cuales habían disminuido durante los primeros meses de su presidencia y con ello le habían dado a Trump un logro a destacar.

Las leyes federales prohíben el uso de soldados en servicio activo para labores policiales dentro de Estados Unidos, a menos que el Congreso lo autorice específicamente. Pero durante los últimos 12 años, los presidentes han enviado tropas de la Guardia Nacional a la frontera para incrementar la seguridad y para que apoyen en la vigilancia y de otras formas.

Nielsen dijo que el plan sería similar a un operativo de 2006 en el que el presidente George W. Bush envió tropas para que ayudaran a personal de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza con labores no policiales mientras se contrataba y entrenaba a agentes fronterizos. El presidente Barack Obama también envió a unos 1,200 efectivos en 2010 para fortalecer el combate al narcotráfico y la inmigración ilegal.

erp