El presidente estadounidense, Donald Trump, criticó este miércoles a Alemania, la primera economía de la zona euro, al estimar que, a su juicio, es "prisionera" de Rusia por su dependencia de gas ruso.

"Alemania está prisionera de Rusia porque recibe mucha de su energía", dijo Trump en una reunión bilateral con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, horas antes de una cumbre de los 29 líderes de la Alianza que se anuncia tensa.

Trump, que tras la cumbre de la OTAN se reunirá con el líder ruso Vladimir Putin en Helsinki, hace referencia así al compromiso del gobierno alemán en el gasoducto Nord Stream II. "Esto no es normal", agregó.

"Ellos pagan miles de millones de dólares a Rusia y tenemos que defenderlos contra Rusia", dijo el presidente estadounidense, quien reiteró además sus críticas al gasto militar alemán, que considera insuficiente.

El mandatario de la primera potencia militar mundial partió de nuevo a la carga contra Alemania, "un país rico", al que critica también por su excedente comercial y amenaza, como a la UE, con imponer mayores aranceles a sus vehículos.

Sus declaraciones llegan antes de una cumbre de la OTAN, en la que el gasto militar nacional de los aliados se convirtió en el protagonista, con Trump urgiendo a sus socios a cumplir con el objetivo del 2% del PIB acordado en Gales en 2014.

Estados Unidos, cuyo presupuesto militar alcanza el 3.5% del PIB y cuyas contribuciones directas al presupuesto de la OTAN representan el 22% del total, criticó en el pasado el recorte en defensa que sus aliados hicieron en plena crisis económica.

"Estados Unidos está pagando demasiado", "no es justo para los contribuyentes de Estados Unidos", "algunos países no pagan lo que deberían", dijo Trump en su reunión con Stoltenberg, a quien dijo "algo debería hacerse".

Merkel responde a las  críticas de Trump

La jefa del gobierno alemán, Angela Merkel, defendió este miércoles el derecho de su país a tomar sus propias decisiones, después que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, criticara a Alemania por la compra de gas a Rusia, la principal amenaza de la OTAN.

"Yo misma experimenté como una parte de Alemania estaba ocupada por la URSS. Estoy muy contenta de que hoy estemos unidos en libertad como República Federal de Alemania y que, por lo tanto, también podamos (...) tomar decisiones independientes", dijo a su llegada a una cumbre de la OTAN en Bruselas.

erp