Washington.- El presidente Donald Trump declaró hoy el estado de emergencia para enfrentar al Covid-19 que se extiende por todo Estados Unidos, en medio de advertencias de que no se han hecho los mejores esfuerzos para contener la nueva cepa de coronavirus.

En un mensaje emitido desde la Casa Blanca, el segundo sobre el tema esta semana, subrayó que se tendrán así los recursos fundamentales para dar asistencia vital a los estados, ciudadanos y negocios afectados.

Mediante esta declaratoria se tendrá acceso a fondos federales para autoridades locales y estatales, lo que beneficiará en particular a los lugares donde más se han expandido los contagios.

El anuncio se da mientras Estados Unidos reporta alrededor de 1,600 casos de coronavirus, la expectativa de que el punto más alto del número de infecciones esté por venir en los próximos días y el deceso, hasta la mañana de este viernes, de 40 personas.

Se responsabiliza a la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA) de las tareas necesarias, con las entidades que conforman al país precisando sus necesidades.

La declaratoria de emergencia se dio mientras en el Congreso se dan los últimos toques a un programa basado en apoyos para trabajadores afectados por el Covid-19 y sus familias, así como empresas también afectadas.

Trump consiguió así 50,000 millones de dólares que permitirán vencer normas viejas y obsoletas a fin de contener la diseminación del Covid-19.

Al aire libre en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca y rodeado por todo su gabinete de salud, el vicepresidente Mike Pence y representantes del sector privado, enumeró una serie de reglas que dejarán de aplicarse para mejorar los diagnósticos.

Reveló que con el apoyo de los laboratorios privados, alrededor de 500,000 pruebas diagnósticas estarán disponibles a partir de la próxima semana, los lugares donde estarán accesibles serán difundidos a partir de este domingo.

Añadió que inclusive se podrá llegar en el vehículo propio y subrayó el apoyo de 1,700 ingenieros de Google para facilitar el acceso, algunos en los estacionamientos de la cadena de supermercados Wal Mart.