Washington. El presidente Donald Trump pidió a la nación condenar la intolerancia y la supremacía blanca después de los ataques del fin de semana.

“Con una sola voz, nuestra nación debe condenar el racismo, el fanatismo y la supremacía blanca”, dijo Trump. “El odio deforma la mente, hace estragos en el corazón y devora el alma”.

Sus comentarios televisados a nivel nacional ocurren tras las carnicerías en El Paso, Tecas y Dayton, Ohio, que dejaron 31 personas muertas y decenas de heridos.

Trump condenó los “dos ataques malvados” y prometió actuar “con urgencia”.

Esbozó una serie de posibles pasos, incluidas las llamadas “leyes de bandera roja”, que se centran en identificar mejor a las personas con enfermedades mentales a las que no se les debe permitir comprar armas de fuego.

“La enfermedad mental y el odio aprietan el gatillo, no el arma”, manifestó Trump, quien no quiso responder preguntas de los periodistas.

También pidió cambios culturales, incluida “la glorificación de la violencia en nuestra sociedad” en los videojuegos y en otros lugares.

Horas antes, en Twitter, pidió “fuertes verificaciones de antecedentes” a los compradores de armas y sugirió vincular la legislación sobre armas con nuevas leyes de inmigración.

Trump no matizó sobre el tema de la verificación de antecedentes de los compradores de armas.

Después de un tiroteo en una escuela de Florida el año pasado, Trump comentó lo mismo, pero después amenazó con vetar la propuesta de parte de los demócratas.

Reacciones

Tras su mensaje, varios demócratas reclamaron la inexistencia estratégica de un plan para abordar la violencia armada.

El senador Cory Booker calificó los comentarios de Trump como “una tonta sopa de palabras ineficaces”.

Trump también recibió críticas por referirse erróneamente a Toledo, Ohio, en lugar de Dayton, hacia el final de sus comentarios de casi 10 minutos. “Que Dios bendiga la memoria de los que perecieron en Toledo, que Dios los proteja”, dijo.

A fines de febrero, la Cámara liderada por los demócratas aprobó las primeras restricciones importantes en la venta de armas de fuego. Sin embargo, no han sido aprobadas en el Senado.

A tres días del tiroteo, este miércoles Trump visitará El Paso.