El presidente Donald Trump canceló un viaje planeado a la Cumbre de las Américas en Lima, citando la necesidad de permanecer en Estados Unidos para monitorear la respuesta estadounidense a un supuesto ataque con armas químicas del domingo en Duma, que Washington atribuye al régimen sirio.

El vicepresidente Pence viajará a la reunión en su lugar, según un comunicado de la vocera de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders.

“El presidente permanecerá en EU para supervisar la respuesta estadounidense a Siria y vigilar los acontecimientos globales”, anunció Sanders.

El viaje de tres días, que comenzará el viernes, habría sido la primera visita de Trump a Latinoamérica, cuya relación con el continente ha sido complicada debido a su retórica antiinmigrante, su promesa de construir un muro con México y su proteccionismo comercial. Trump tenía previsto reunirse el domingo en Colombia con el presidente Juan Manuel Santos.

Después de haber abordado estos últimos días la posibilidad de “una respuesta fuerte y conjunta” con motivo del presunto ataque químico con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, Trump conversó del tema con la primera ministra británica, Theresa May, y con el emir de Catar, Tamim bin Hamad al Zani.

En tanto, Rusia bloqueó en la ONU una resolución propuesta por Estados Unidos para crear una investigación sobre los ataques químicos en Siria, acercando la posibilidad de una acción militar de Washington contra el régimen de Al Asad.