Internacionales

Lectura 3:00 min

Trump brilla por su retórica más que por sus hechos

Foto: Reuters
Foto: Reuters
Avatar de Perla Pineda

Por Perla Pineda

El presidente de Estados Unidos concluirá su primer año de mandato en la Casa Blanca alimentando la incertidumbre para el mundo y una relación bilateral compleja con el gobierno de México.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump concluirá su primer año de mandato en la Casa Blanca alimentando la incertidumbre para el mundo y una relación bilateral compleja con el gobierno de México.

Eduardo González, profesor de la Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno del TEC de Monterrey, precisó que Trump demuestra que hace mucho ruido con sus prácticas discursivas pero las acciones que lleva a cabo no corresponden a lo dicho, como sus amenazas en materia migratoria y de que México debe pagar por la construcción de un muro fronterizo.

“El tema del muro es un asunto más discursivo que un asunto que se pueda realmente llevar a cabo incluso al interior del gabinete de Trump hay posiciones encontradas no solamente de quien pudiera pagar el muro sino la viabilidad de seguirlo construyendo. Trump como en muchas dudas temáticas se mantiene en sus condiciones iniciales pero a lo largo de las prácticas del gobierno terminan siendo prácticas discursivas que no se han concretado como marca desde el inicio”, dijo.

González puntualizó que la política exterior de Estados Unidos con México y América Latina es tibia ya que Trump no les ha dado prioridad mientras que se preveía un serio conflicto con el gobierno de China y Rusia, sin embargo, las relaciones entre los tres países no han alcanzado un punto álgido.

Asimismo, enfatizó que el enfrentamiento con Corea del Norte es un asunto más discursivo y menos llevado a las acciones por parte de ambos gobiernos.

“Trump ha podido cosechar algunas cosas favorables para su gobierno como la lucha contra el Estado Islámico en donde varias de las imposiciones que ha tenido en el campo de batalla le han dado cambios positivos, ha logrado cosas que dejó pendientes Obama. Trump se ha enfocado en los intereses de su país”.

Con el mundo árabe, la apuesta fue agradecer el apoyo del gobierno israelí durante su proceso electoral y reconoció a Jerusalén como capital de Israel.

El académico agregó que Trump si mantiene en pie una política antimigratoria, no obstante, podría no ser tan violenta como pudiese suponerse. Se temía que Trump desatara una ola masiva de deportaciones lo cual no ha ocurrido hasta el momento.

“Es cierto que suspendió el DACA pero lo manda al Congreso para que saquen otra política para marzo del 2018 para ver qué hacemos con los dreamers, es decir, no plantea desde un inicio la deportación absoluta”, indicó.

El mandatario estadounidense llega a su primer año al frente de la Casa Blanca con tan sólo 39% de aprobación.

Aciertos

El catedrático en el TEC de Monterrey, destacó que varios datos económicos llaman la atención durante el 2017 con Trump al frente, pues la economía estadounidense se mantuvo estable logrando crecer un punto porcentual el PIB con respecto al 2016.

El desempleo para los latinos llegó a estar en 12.5% al inicio del gobierno de Obama y descendió a alrededor de 6% al cierre de su mandato, mientras que en el 2017 con Trump la tasa de desempleo bajó a 4.5 por ciento.

perla.pineda@eleconomista.mx

erp

Conéctate con nosotros.

Recibe nuestro newsletter diario con los contenidos destacados.

Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad.