Desde hace semanas, la candidata demócrata Hillary Clinton ha formalizado su participación en los debates presidenciales previos a las elecciones generales. Por el contrario, el candidato republicano a la presidencia, Donald Trump, aún no ha firmado oficialmente.

Una de las razones: Voy a tener que ver quiénes son los moderadores , dijo el candidato republicano a la revista Time el mes pasado.

El viernes pasado se dio a conocer los medios de comunicación que participarán en los debates presidenciales : por la NBC, Lester Holt moderará el primer debate del 26 de septiembre en la Universidad de Hofstra en Hempstead, Nueva York; de la cadena ABC, Martha Raddatz, y Anderson Cooper de CNN conducirá el debate del 9 de octubre en el ayuntamiento de la Universidad de Washington en St. Louis, y Chris Wallace de Fox News Channel se encargará del interrogatorio durante el último debate del 19 de octubre en la Universidad de Nevada en las Vegas.

Por lo tanto, ¿ son aceptables estos periodistas? ¿Debatirá Trump?

La campaña del ejecutivo de negocios no respondió a una solicitud de información. Recordemos que Trump ya ha boicoteado un debate durante las votaciones primarias; el motivo: no estaba contento con la inclusión de Megyn Kelly de Fox News como moderadora. Las apuestas eran más bajas entonces, pero él ha demostrado que no cede a las cosas si no son de su agrado.

Trump es famoso e impredecible. Es concebible que podría decidir no correr el riesgo de entrar en cualquier trampa para osos durante un debate a nivel nacional.

Más allá de su preocupación por los moderadores, Trump también se ha quejado de la programación; dos de los debates están en conflicto con el horario estelar por partidos de la NFL.

Busca atraer a afroamericanos

Donald Trump se meció al compás de cantos religiosos, leyó la Biblia y lució un chal tradicional de oraciones el sábado en una visita a una iglesia predominantemente negra en Detroit, donde llamó a una agenda de derechos civiles de nuestro tiempo y prometió corregir los muchos males que enfrentan los afroamericanos.

Estoy aquí para escucharlos , le dijo Trump a la congregación en la iglesia Great Faith Ministries International. Estoy aquí para aprender .

Trump ha aumentado sus esfuerzos de acercamiento a votantes de minorías en semanas recientes, pero la visita fue la primera vez que habla ante una audiencia mayormente negra desde que ganó la nominación republicana.

Mientras afuera de la iglesia una muchedumbre protestaba por su presencia, adentro Trump buscó el respaldo de un electorado fuertemente alineado con la demócrata Hillary Clinton.

Quiero ayudarles a construir y reconstruir Detroit , dijo. Yo entiendo completamente que la comunidad afroamericana ha sufrido discriminación y hay muchos agravios que deben ser corregidos .