El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó este miércoles que se opone "totalmente" a la violencia doméstica, en medio de un creciente escándalo por el caso de un auxiliar de la Casa Blanca acusado de abusos por dos de sus exparejas.

"Me opongo totalmente a la violencia doméstica de cualquier tipo. Todos lo saben y casi no tendría que decirlo, pero ahora ya lo saben", dijo el mandatario a la prensa en la Casa Blanca.