Washington. Donald Trump Jr. dijo que no está preocupado en absoluto de enfrentar cargos por el delito de perjurio, debido a que los demócratas tienen sospechas de que mintió al Congreso.

Asistió a la segunda audiencia a puerta cerrada con el Comité de Inteligencia del Senado, y dijo que durante la misma fue consistente con lo que dijo durante la primera, ya que no había nada que cambiar sobre su testimonio.

Trump Jr. pasó unas tres horas en el Comité de Inteligencia del Senado, como parte de la investigación que realiza sobre la interferencia rusa en las elecciones presidenciales del 2016 en Estados Unidos.

El hijo mayor del presidente ha sido el foco de varias investigaciones, incluida la que llevó a cabo el fiscal especial Robert Mueller sobre su participación durante una reunión en junio del 2016 en la Trump Tower con una abogada que prometió incriminar información sobre la candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton.

Fue precisamente esa reunión la que provoca dudas entre los demócratas.

El exabogado de Trump, Michael Cohen, confesó al fiscal Mueller que Trump Jr. realizó una llamada telefónica a su padre para avisarle sobre la reunión con la abogada rusa; el objetivo, “información adversa” a Hillary Clinton.

Cohen, quien también ha hablado frente varios de los paneles del Congreso que investigan la interferencia electoral de Rusia, cumple una condena de tres años de prisión por delitos financieros y por haber mentido al Congreso.

“La realidad es que no había nada que modificar o cambiar. Si se necesitaba una aclaración por la declaración de Michael Cohen, no debemos olvidar que él está cumpliendo una condena por haber mentido. Estoy feliz de haber declarado.

“No creo que haya cambiado nada de lo que dije con anterioridad, porque no había nada que cambiar. Me alegro de que esto haya terminado. Pudimos dejar claro los temas al respecto, y creo que el comité lo entendió”, dijo el hijo del presidente ante reporteros.

El Comité de Inteligencia del Senado ha estado llamando a varios testigos clave para realizarles una segunda entrevista.

Después de meses de disputas, Trump Jr. llegó a un acuerdo con el panel el mes pasado para acudir durante cuatro horas a la primera citación para responder preguntas sobre seis temas, incluida su interacción con los rusos durante la campaña presidencial del 2016.

Además de la reunión de la Torre Trump del 2016, se esperaba que los senadores le preguntaran sobre lo que él sabía de los planes de Trump para construir un rascacielos en Moscú.

Ni Richard Burr ni el vicepresidente del comité, el senador Mark Warner, comentaron sobre el contenido de la audiencia.