Una jueza de la máxima autoridad electoral de Brasil instruyó a la policía para que comience a recolectar evidencia de irregularidades en la campaña de reelección de la presidenta Dilma Rousseff, sumándole problemas legales tras una votación sobre juicio político.

María Moura, del Tribunal Superior Electoral (TSE), dijo que la evidencia en el caso sobre si Rousseff y el vicepresidente Michel Temer abusaron de su poder mientras ejercían sus cargos para llevar adelante la campaña incluiría testimonios de una amplia investigación sobre corrupción de firmas de construcción.

NOTICIA: Policía investiga 83 mdd en donaciones a partidos políticos en Brasil

Sin embargo, dos periódicos locales reportaron el jueves que al menos algunos de los siete jueces del TSE respaldaron separar los casos contra Rousseff y Temer, una decisión que garantizaría la supervivencia política de Temer si es que la mandataria es sacada del poder o si el mismo TSE vota para anular la elección del 2014.

Estado de S.Paulo dijo que al menos dos jueces del TSE se inclinaban por no hacer responsable a Temer, mientras que O Globo informó que cuatro de siete integrantes concordaban con la separación de los casos.

NOTICIA: Rousseff promete lucha frontal en su defensa

La Cámara de Diputados, en la que muchos de sus miembros están bajo investigación por corrupción, votó el domingo por impugnar a Rousseff sobre cargos de que manipuló las cuentas presupuestarias.

Si el Senado acuerda ponerla en un juicio el próximo mes, como se espera, Rousseff será suspendida por hasta seis meses y sería improbable que retorne al poder, dejando a Temer como presidente.

NOTICIA: Dilma Rousseff se acerca a la destitución

Los jueces del TSE se han comprometido a continuar con su propia investigación, sin importar el juicio político, pero se espera que el caso en el tribunal electoral demore mucho más y es improbable que los testigos sean llamados hasta agosto o septiembre.

abr