Un tribunal de Sao Paulo restituyó el martes al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, que cumple una pena de más de doce años de cárcel, los beneficios que le corresponden como ex jefe de Estado, informó su abogado.

El Tribunal Regional Federal de la Tercera Región "atendió al pedido formulado por los abogados del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y restableció todos sus derechos y prerrogativas previstas en la ley", precisó el letrado, Cristiano Zanin.

Lula está detenido desde el 7 de abril en la sede de la Policía Federal de Curitiba (sur), donde cumple una sentencia de 12 años y un mes de cárcel, según el fallo de segunda instancia que lo declaró culpable de lavado de dinero y corrupción pasiva.

Un juez federal del interior de Sao Paulo había ordenado el 17 de mayo la retirada de sus beneficios, por considerar que ya no los necesitaba en prisión.

Entre esas prerrogativas figura contar con el apoyo vitalicio de hasta seis funcionarios (asesores, guardaespaldas y choferes) pagados por la Presidencia de la República.

"La simple lectura de los dispositivos mencionados evidencia que a los expresidentes de la República les son conferidos derechos y prerrogativas resultantes del ejercicio del más alto cargo de la República sin limitación legal", dice la sentencia divulgada este martes.