El adolescente de Texas cuyos abogados utilizaron el término "affluenza" para defenderlo jurídicamente tras haber ocasionado un accidente vial fatal cuando conducía en estado de ebriedad, fue transferido a una cárcel para adultos el viernes, una semana después de que un juez rechazó inicialmente la medida.

Ethan Couch, de 18 años, fue llevado a la cárcel del condado Tarrant desde un centro de detención juvenil en Fort Worth, según registros de la cárcel. Couch había estado en esa instalación desde que fue deportado el mes pasado de México, a donde las autoridades estadounidenses creen que huyó con su madre cuando fiscales estaban investigando si había violado los términos de su libertad condicional por el caso de 2013.

NOTICIA: Arrestan en México a millonario prófugo en EU

Se había agendado una audiencia para el 19 de febrero para determinar si el caso de Couch sería trasladado del tribunal juvenil al sistema para adultos. No quedó claro de inmediato si su traslado del viernes afectó su estatus en el sistema juvenil.

Couch, entonces de 16 años, tenía un nivel de alcohol en la sangre tres veces superior al límite para conductores adultos cuando viró en un camino cerca de Fort Worth y golpeó un vehículo descompuesto, matando a su conductora y a tres personas que la estaban ayudando. Varias personas resultaron heridas.

El caso fue manejado en una corte juvenil, en la cual Couch fue sentenciado únicamente a libertad condicional. Durante la fase de sentencia del juicio, un experto presentado por la defensa invocó el término "affluenza" cuando argumentó que los acaudalados padres de Couch lo habían mimado tanto que desarrolló un sentido de irresponsabilidad.

NOTICIA: Tonya Couch ya está detenida en Estados Unidos

Los abogados de Couch, Scott Brown y Reagan Wynn, no respondieron el viernes de momento las llamadas telefónicas de The Associated Press en busca de comentarios sobre el estatus del caso.

Un juez estuvo de acuerdo con la defensa durante una breve audiencia del 29 de enero y determinó que Couch debía permanecer en el centro de detención juvenil. Fiscales y el jefe local de policía querían que fuera trasladado a una cárcel para adultos.

rarl