Tegucigalpa.- Los transportistas hondureños de carga pesada, mercancías y combustibles amenazaron con parar labores ante el cobro de 18 dólares que impone El Salvador en los puestos fronterizos de El Poy y El Amatillo.

El presidente de la Asociación de Equipo Pesado, Benjamín Castro, explicó a periodistas que los salvadoreños están cobrando 18 dólares por el escaneo de un contenedor o furgones que cruzan la frontera.

"Estamos hablando de 72 dólares en un viaje de ida y regreso a Guatemala, que tradicionalmente hacemos cuando vamos a El Salvador", apuntó.

Señaló que tienen previsto reunirse con autoridades salvadoreñas para solventar el problema o en caso contrario tendrán que paralizar sus actividades.

mfh