El próximo 9 de julio, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, propondrá un referéndum pactado al presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, durante la reunión que ambos mantendrán en la Moncloa.

En sus declaraciones en Washington, Torra defendió que el govern parte “del referéndum de autodeterminación y la declaración de independencia”. Aseguró que la propuesta de referéndum pactado es “la opción” con la que va a ir a la reunión con Pedro Sánchez.

“Si vamos a ese referéndum vinculante y efectivo, pues puede pasar de todo: podríamos ganar los independentistas y los que consideran que es mejor seguir en España”, aseveró.

Torra puntualizó que la idea del referéndum pactado siempre ha estado en la mesa de negociación, pero que Cataluña decidió partir del referéndum de autodeterminación.

Independentistas juzgados

La justicia española confirmó el procesamiento por el delito de rebelión contra el expresidente catalán Carles Puigdemont y el exvicepresidente Oriol Junqueras, además de otros 13 políticos investigados en la causa sobre el procés de Cataluña. A 13 de los 25 procesados se les atribuye un delito de rebelión, entre ellos el excandidato a president Jordi Sànchez, los exconsellers Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva o la expresidenta de la Mesa del Parlament Carme Forcadell.

Los magistrados consideran “suficientemente razonable” calificar los hechos como delito de rebelión en el caso de los exmiembros del govern y de la expresidenta del Parlament Carme Forcadell porque existió “un alzamiento” con un uso “torticero” del poder para conseguir la independencia de Cataluña al margen de la ley. Sobre la malversación que también imputa a muchos de los investigados el instructor de la causa Pablo Llarena, el tribunal de apelación dice que hubo “un sistema de engaño” que ocultaba el destino de las cantidades a otros fines relacionados con el referéndum ilegal de 1-O.