Poderosos tornados azotaron una vasta región del medioeste y sur de Estados Unidos, causando la muerte de al menos 33 personas en cuatro estados, informaron el sábado las autoridades.

Los tornados destruyeron casas, dañaron una prisión y destrozaron vehículos a lo largo de la región, dejando al menos 14 muertos en el sur de Indiana, otros 16 en la vecina Kentucky, dos más en Ohio y uno en Alabama, dijeron funcionarios estadounidenses.

"No nos es desconocida la ira de la Madre Naturaleza aquí en Indiana", dijo el gobernador Mitch Daniels a CNN durante una visita a la golpeada zona sur del estado el sábado.

"Pero debe ser lo más grave que hemos visto en años desde que yo he estado en este cargo", manifestó.

Las tormentas del viernes elevaron la cifra de muertos a 46 en una semana de fuertes sistemas frontales.

Videos caseros emitidos al aire mostraron a trabajadores de rescate el viernes en Indiana buscando entre los escombros de una vivienda arruinada, mientras los residentes intentaban salir. Varias estructuras similares a almacenes quedaron sin techos.

El alcalde Chuck Adams en el condado de Clark en Indiana dijo que se produjeron daños masivos a una escuela en Henryville, pero afirmó: "Todos los niños están fuera. Ninguno de ellos está herido, sólo hay lesiones menores".

Un funcionario de Indiana confirmó 14 muertes por los tornados del viernes en cuatro condados del sureste. Un portavoz de un departamento de Salud Pública de Kentucky afirmó que el número de fallecidos llegaba a 16, mientras que funcionarios de Ohio reportaron dos víctimas fatales en un solo condado.

DAÑO EN UNA PRISION

Las violentas tormentas de esta semana provocaron temores de que 2012 sea otro año de intensa actividad en materia de tornados, luego de que en 2011 se reportaran 50 muertes por estos fenómenos en Estados Unidos, el peor periodo visto en un siglo, de acuerdo a funcionarios.

Las cifras de muertes más altas fueron por las tormentas de abril en Alabama y Misisipi, que cobraron 364 vidas, y por un tornado en mayo en Joplin, Misuri, que provocó la muerte de 161 personas.

Autoridades dijeron que 40 casas fueron destruidas y 150 fueron dañadas en dos condados del norte de Alabama el viernes. Una persona murió en una casa en Tallapoosa County, según Joe Paul Boone, director de la Agencia de Dirección de Emergencias local.

Funcionarios de Alabama dijeron que una prisión, Limestone Correctional Facility, sufrió daños en los techos de dos dormitorios, obligando a 300 internos a ser trasladados a otro lado del recinto.

Nadie fue herido de gravedad en la prisión y no hubo riesgos de fugas, aunque hubo daños a algunas cercas perimetrales y a un comedor, dijo Brian Corbett, portavoz del Departamento de Correccionales de Alabama.

Múltiples tornados también azotaron Tennessee y el valle Ohio River, en Illinois, Indiana y Kentucky.

JSO