Al menos diez personas murieron y otras 11 resultaron heridas después de que un hombre disparó en forma indiscriminada contra sus vecinos en un pueblo del norte de Filipinas, cerca de la capital, Manila, informaron fuentes oficiales.

La policía identificó al sospechoso como Ronald Bae, quien en estado de ebriedad disparó a sus vecinos del distrito Barangay Tabon en la ciudad Kawit, en la provincia de Cavite, perteneciente a la isla Luzón, reportó la agencia de noticias PNA (Philippines News Agency).

El jefe de la policia provincial, Alex Rafael, señaló que el tirador fue abatido posteriomente, mientras entre las víctimas del incidente están una niña de seis años y dos de sus familiares, además de otro menor y una mujer embarazada.

La policía indicó que Bae había estado bebiendo desde la noche del jueves. Alrededor de las 09:30 horas locales de este viernes (01:30 GMT), el sospechoso comenzó a disparar a sus vecinos con una pistola calibre 45. La matanza duró casi 30 minutos.

El atacante, identificado como un ex candidato a las elecciones locales de mayo de 2010 y con problemas en su matrimonio e historial de adicción a las drogas, corrió por las calles de Kawit, disparando al azar sin ningún motivo determinado.

Bae se pertrecho en un edificio que fue rodeado por las fuerzas de seguridad y en un intercambio de disparos el hombre armado fue abatido un hora después de la masacre en Kawit, a 40 kilómetros al sur de Manila.

JSO