Un sujeto que sólo vestía una chaqueta verde y blandía un fusil de asalto ingresó a un restaurante en Nashville, en la madrugada, donde mató a cuatro personas antes de que un cliente lograra quitarle el arma.

La policía busca al sospechoso, Travis Reinking, de 29 años, quien llegó en un vehículo al concurrido establecimiento Waffle House, mató a dos personas en el estacionamiento, ingresó al lugar y continuó disparando. Cuando su fusil AR-15 se atascó o se le acabaron los cartuchos, el cliente, identificado como James Shaw Jr, de 29 años, padre de una niña de 4 años, lo desarmó en un forcejeo.

Cuatro personas también resultaron heridas. El hombre armado huyó y luego tiró su chaqueta. El jefe de la policía de Nashville, Steve Anderson, dijo que no está claro el móvil de lo ocurrido, aunque es posible que Reinking tenga “problemas mentales”. Podría estar armado todavía, porque se sabe que poseía una pistola que la policía no ha recuperado, dijo Anderson en conferencia de prensa.

El AR-15 utilizado en el ataque y la pistola figuran entre cuatro armas de fuego que la policía le decomisó a Reinking después que agentes del Servicio Secreto lo arrestaran en julio pasado por estar en una zona restringida cerca de la Casa Blanca, dijeron las autoridades. Reinking fue detenido porque rehusó retirarse del área restringida y, posteriormente, indicó que quería reunirse con el presidente Trump.