El balance de víctimas del tifón más importante que azotó este año a Filipinas supera los 1,000 muertos y podría agravarse aún más, indicó este domingo el gobierno de ese país.

El tifón Bopha mató a 1,020 personas, principalmente en la isla meridional de Mindanao, donde inundaciones y deslizamientos de terreno causaron importantes daños el 4 de diciembre, indicó el responsable de la defensa civil, Benito Ramos.

RDS