Se trata de Theresa May, la premier británica, aunque el semanario The Economist la reconoce como Theresa Maybe. Maybe , tal vez en español. Y la reconocen de esa forma por sus tibias posturas frente a problemas gigantes como lo es el Brexit.

Ayer, May fue un poco más clara ante el periódico The Telegraph al decir que Gran Bretaña abandonará el Mercado Único Europeo. Fueron varias ocasiones que se le preguntó a May sobre la decisión que hará entre un hard Brexit (abandonar el mercado único) y un soft Brexit (dejar la Unión Europea pero permaneciendo en la zona de mercado único a cambio de cierta flexibilidad en el tema migratorio). May fue clara: no va a mantener trozos de su país en la Unión Europea.

Se le preguntó si ella le dará más prioridad a los controles migratorios que al ingreso al mercado único, y respondió: Nos vamos, estamos en un proceso de salida, no vamos a ser miembro de la UE . Vamos a tener el control de nuestras fronteras, el control de nuestras leyes, pero requerimos que el proceso de salida se convierta en un buen acuerdo para que las empresas británicas no interrumpan su comercio y que las empresas europeas tampoco se vean afectadas .

La primera ministra de Gran Bretaña también habló sobre el próximo presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Dijo que le parece inaceptable su visión que él tiene sobre las mujeres, en particular se refirió al audio en el que el empresario presume que las mujeres se interesan por él por ser quien es: un hombre poderoso. Anunció que el próximo mes se reunirá con el nuevo presidente.

Theresa May también escribió un texto para el diario The Telegraph. En él afirma que cuando el pueblo británico votó en el referéndum, en junio pasado, no sólo lo hizo para salir de la Unión Europea, también lo hizo para cambiar la forma del funcionamiento del país .

Ha llegado el momento de las definiciones. La UE presiona a May con oprimir el botón de inicio de negociaciones de salida que durarán dos años. Al parecer Theresa dejará de ser Maybe .