La Paz. Un grupo radical partidario del gobierno transitorio de Jeanine Áñez terminó este martes un asedio de casi seis meses a la residencia diplomática de México en Bolivia, donde permanecen refugiados siete colaboradores del expresidente Evo Morales en espera de un salvoconducto para salir del país.

“Hemos tomado la decisión de retirarnos del ingreso a la urbanización privada donde está la residencia de México y donde el grupo pernoctó en carpas durante 165 días”, informó Gabriel Luján, vocero de la plataforma juvenil Resistencia Zero (RZ) al portal de noticias de la radio RKM.

Miembros del colectivo de derecha, que se apostó en el lugar luego de que varios exministros de Morales (2006-2019) se asilaran en noviembre en la residencia diplomática en el barrio de la Rinconada, desmanteló carpas, cocinetas y colchonetas, según imágenes de video de RKM. Por estos días, una decena de jóvenes mantenía el campamento.

Luján calificó el prolongado sitio de “extenuante, cansador”. Y deploró: “Aún siguen estos maleantes en la residencia de México” sin que el gobierno ni la justicia de Bolivia haya “hecho nada (...) para sacar a esa gente que ha desfalcado y se han llevado dinero” del Estado.

El asedio a la legación comenzó en diciembre con 40 a 45 jóvenes. Pero “hemos continuado 10 personas con la vigilia”, dijo otro miembro del grupo RZ que rehusó identificarse.

Entre los refugiados en la residencia mexicana están los exministros de la Presidencia, Juan Ramón Quintana; de Defensa, Javier Zabaleta; de Justicia, Héctor Arce; de Gobierno, Hugo Moldiz; y de Culturas, Wilma Alanoca.

Antes de desalojar el lugar el grupo de derecha distribuyó un comunicado en el que afirma: “Estamos cansados como jóvenes de que se nos utilice para fines políticos, tanto las resistencias ya conformadas como los partidos”.

“No hemos recibido ninguna forma de pago por permanecer en vigilia”, aclaró Luján.

La situación de los refugiados ha provocado roces diplomáticos entre Bolivia y México, cuyas relaciones se mantienen ahora a nivel de encargados de negocios.