Una revisión de la propuesta oficial argentina para renegociar deuda por 66,000 millones de dólares, que incluye mejoras en las condiciones de pago a acreedores, se alinea con el objetivo de sustentabilidad de la deuda del país sudamericano, estimaron técnicos del Fondo Monetario Internacional (FMI) este lunes.

A pocas horas de que venza el martes un nuevo plazo para adherir a una propuesta de canje formulada por Buenos Aires a sus acreedores, un informe técnico del FMI sostiene que su "análisis demuestra que la propuesta revisada de reestructuración de la deuda de las autoridades argentinas sería consistente con el restablecimiento de la sostenibilidad de la deuda", el objetivo al que según el organismo internacional debe apuntar Argentina.

Los técnicos del FMI emitieron esta opinión luego de que el gobierno argentino les solicitó evaluar la viabilidad de una propuesta revisada para su deuda emitida bajo legislación extranjera.

La revisión que fue presentada la semana pasada a los acreedores no constituye aún una enmienda o cambio a la oferta formal que Argentina presentó el pasado 16 de abril con quitas de hasta 62% (37,900 millones de dólares) sobre intereses y 5.4% (3,600 millones de dólares) sobre capital, explicó a la AFP una fuente oficial bajo condición de anonimato.

El gobierno busca evaluar con este mecanismo qué nivel de adhesión podría alcanzar entre los tenedores de bonos una propuesta revisada con mejoras, luego del rechazo a su oferta inicial, añadió el informante.

Para que sea formal, la propuesta debe presentarse ante la SEC, la comisión que vigila el cumplimiento de las normas del mercado de valores en Estados Unidos.

"Un par de semanas más"

La propuesta revisada que contempla el gobierno implica una mejora de la oferta formal de abril, con un acortamiento del plazo de gracia que solicita a sus acreedores, que pasaría de tres a dos años sin pagos, hasta 2022, y ligeros incrementos en el rendimiento de las colocaciones.

Para algunos expertos, todavía hay distancia entre las partes.

"Creo que todavía falta, que la negociación no se cierra con esta propuesta. Me parece que todavía se pueden extender un par de semanas las negociaciones", dijo a la AFP Matías Rajnerman, economista jefe de Ecolatina.

Adrián Yarde Buller, economista jefe del grupo SBS, estimó que "las nuevas condiciones planteadas dan respuesta a buena parte de los reclamos de los acreedores, pero todavía están bastante lejos de lo que se necesita para un acuerdo".

Sin embargo, los técnicos del FMI advirtieron en su informe que Argentina tiene márgenes acotados de negociación sobre su propuesta original de canje.

"El análisis sugiere que existe solo un margen limitado para incrementar pagos a los acreedores privados y al mismo tiempo cumplir con los umbrales de deuda y servicio de la deuda estimados por el personal técnico del FMI", indicó el informe del organismo multilateral.

En recesión desde 2018, Argentina sufre ahora el impacto de la pandemia del nuevo coronavirus, que en marzo llevó a una contracción de la actividad económica de 11.5% sobre igual mes de 2019.

El martes vence una extensión del plazo para las negociaciones, y el mercado espera que se produzca una nueva extensión por parte del gobierno en medio de las tratativas con los acreedores.

La deuda pública argentina totaliza unos 324,000 millones de dolares, equivalentes a casi 90% de su Producto Interno Bruto.

Argentina cayó en default el pasado 22 de abril, cuando incurrió en el impago de 500 millones de dólares en intereses de tres de los bonos sujetos al canje.

 

rrg