Tanques y vehículos blindados del Ejército sirio fueron desplegados el miércoles alrededor de la ciudad de Rastan, dijeron testigos, aumentando el temor a una nueva ola de represión contra los manifestantes que desafían al Gobierno del presidente Bashar al-Assad.

Residentes dijeron que desde la mañana del miércoles los vehículos militares tomaron posiciones en el extremo norte de la ciudad y también a 15 kilómetros de la entrada sur.

Los tanques fueron desplegados después que los residentes rechazaron una demanda de un funcionario del partido gobernante Baaz de entregar a varios cientos de hombres a las autoridades.

Residentes dijeron que las fuerzas de seguridad mataron el viernes pasado a 17 manifestantes y un activista de derechos humanos dijo que alrededor de 50 miembros del partido Baaz renunciaron.

"Rastan es tribal. Sus habitantes no permitirán que el Ejército los pisotee sin resistencia", dijo un residente.

Un grupo sirio de derechos humanos dijo el martes que cientos de personas fueron acusadas de "difamar el prestigio del Estado", como parte de la campaña del presidente Assad por aplastar un movimiento pro democrático contra su Gobierno de 11 años.

El cargo, que puede acarrear tres años de prisión, fue presentado el martes contra cientos de personas detenidas esta semana antes del viernes, el día musulmán de oraciones del viernes que suele dar lugar a las mayores manifestaciones en reclamo de la caída de Assad.

"Continúan los arrestos masivos en toda Siria, en otra violación a los derechos humanos y las convenciones internacionales", dijo Rami Abdelrahman, del Observatorio de los Derechos Humanos de Siria.

La campaña se intensificó después de que una unidad del Ejército apoyada por tanques y comandada por el hermano de Assad, Maher, atacó la semana pasada el barrio antiguo de Derá, cuna del levantamiento de seis semanas.

La inestabilidad en Siria podría tener graves repercusiones para sus vecinos. El Baaz ha mantenido una alianza anti israelí con Irán, pero también un pacto de alto el fuego con el Estado judío desde 1970.

DOCH