El balance del ataque talibán de la semana pasada a una base militar de Afganistán es de 144 muertos.

El responsable estadounidense, que habló bajo condición de anonimato, dijo que además de 144 muertos había 60 agentes de las fuerzas de seguridad heridos.

El ataque tuvo lugar el viernes en una base del Ejército afgano a las afueras de la ciudad de Mazar-e-Sharif, en el norte del país, y se considera uno de los ataques talibanes más mortíferos contra una instalación militar.

Alrededor de 10 hombres de uniforme y fuertemente armados entraron en una base del Ejército en tanques y abrieron fuego contra los soldados de la base, reunidos en la mezquita o el refectorio.

Creemos que fue una operación muy bien planificada, que habría requerido entre cuatro y seis meses de planificación , expresó.

El ataque ocurre una semana después de que Trump ordenara un bombardeo.