Kabul. Insurgentes lanzaron ataques en varias ciudades a lo largo del este de Afganistán ayer, incluidos tres objetivos de alta relevancia en Kabul, en un inusual ataque coordinado contra algunos de los centros urbanos más importantes del país. Los talibanes llamaron a esta serie de ataques su ofensiva de primavera.

Por la noche, mientras los ataques seguían su curso, por lo menos 14 policías y nueve civiles resultaron heridos, según el Ministerio del Interior.

Éste es un mensaje de que nuestra ofensiva de primavera ha comenzado , anunció el portavoz talibán Zabiullah Mujahid, quien afirmó que los objetivos principales eran instalaciones militares y diplomáticas occidentales.

En el centro de Kabul, los insurgentes dispararon municiones y granadas propulsadas por cohetes desde un edificio comercial de ocho pisos en construcción.

Desde posición elevada, por lo menos cuatro hombres dispararon en dirección de la Embajada de Alemania y la sede militar de la OTAN, las cuales se encontraban a unos cientos de metros de los atacantes.

Menos de una hora después de que comenzara el ataque, los comandos afganos y sus entrenadores de la OTAN entraron en el edificio desde donde los insurgentes disparaban. Había dos grandes agujeros visibles en la fachada del Hotel Kabul Star, frecuentado tanto por occidentales como por afganos ricos, el cual se encuentra justo al otro lado de la calle desde donde los insurgentes estaban disparando. Siete horas más tarde, después de la puesta del sol, todavía había intercambio de disparos.

A pocos kilómetros de distancia, otro grupo de insurgentes ocupó un edificio frente al Parlamento, lo mismo que otro edificio inconcluso desde donde realizaron el ataque en contra de instalaciones militares occidentales aledañas.

Insurgentes armados, entre ellos algunos atacantes suicidas, han tomado el control de edificios en esas áreas , manifestó Sediq Sediqi, un portavoz del Ministerio del Interior.

Lo que hizo al ataque de ayer particularmente desvergonzado fue la coordinación entre los insurgentes. Aunque los talibanes han ejecutado ataques en la capital, incluido el ataque a la Embajada de EU en septiembre, los insurgentes nunca habían atacado objetivos tan dispares al mismo tiempo. Además de los objetivos de Kabul, hubo al menos otros tres ataques en grandes ciudades de Afganistán.