Taipéi.- Los periodistas estadounidenses expulsados de China son bienvenidos a Taiwán, dijo este sábado el ministro de Exteriores, Joseph Wu, tras las expulsiones de reporteros decretadas por Pekín.

El gobierno chino ordenó la expulsión de 13 periodistas del New York Times, el Washington Post y el Wall Street Journal a principios de mes.

Pekín anunció además que los periodistas expulsados tampoco podrían trabajar en Hong Kong, a pesar de que la región semiautónoma china controla en teoría su política migratoria.

"Me gustaría darles la bienvenida para que se instalen en Taiwán, un país que es un faro de la libertad y a democracia", escribió en Twitter el ministro taiwanés.

"Aquí encontrarán a gente que les recibirá con los brazos abiertos y con sonrisas", añadió.

Taiwán, que tiene su propia moneda, bandera, ejército, diplomacia y gobierno, está de hecho separada políticamente de China desde hace 70 años. Actualmente es considerada una de las sociedades más libres de Asia.

Pero solamente un puñado de países cada vez menor reconoce a la isla como país independiente. China considera a Taiwán como una de sus provincias y ha jurado que volvería a controlar un día este territorio, incluso por la fuerza si fuera necesario.

En los últimos años varios medios y organizaciones de derechos humanos expulsados de China abrieron sus oficinas en Taipéi, la capital de Taiwán.