Suecia y Dinamarca reinstauraron a partir de este 4 de enero los controles de identidad en sus fronteras en un intento de frenar el flujo de inmigrantes.

Hemos recibido hoy un carta de Dinamarca en la que informa a la Comisión Europea (CE) la reintroducción de controles fronterizos temporales a partir de las 12:00 GMT , dijo en rueda de prensa la portavoz comunitaria de Inmigración, Tove Ernst.

NOTICIA: Cuatro preguntas para comprender crisis de migrantes en Europa

En el territorio danés, los controles serán aplicados hasta el 14 de enero en la frontera con Alemania por cuestiones de seguridad y orden público , explicó Copenhague.

La decisión fue tomada luego de que Suecia anunciara la aplicación de una medida similar en sus fronteras con Dinamarca, por donde transitan los candidatos al asilo después de pasar por Alemania.

NOTICIA: Alemania recibió más migrantes en septiembre que en todo el 2014

Suecia registró en 2015 más de 163 mil solicitudes de asilo, la mayor proporción per cápita en toda la Unión Europea (UE), mientras que en Dinamarca se presentaron sólo 18 mil candidaturas.

Esta es la primera vez en los últimos 50 años que el gobierno sueco exige la presentación de un documento de identificación a las personas procedentes del territorio danés.

Las compañías de tren y autobuses que permitan viajar a ciudadanos indocumentados estarán sujetas a multas de 5.4 mil euros por persona.

Bruselas analizará la validad y la proporcionalidad de los controles fronterizos con base en las informaciones recibidas de los dos países, explicó la portavoz de la CE.

NOTICIA: Piden dimisión de Merkel por dejar entrar a inmigrantes

Antes de Suecia y Dinamarca, la oleada de refugiados ya llevó a la reintroducción de controles fronterizos temporales en Austria, Alemania y Francia, además de Noruega, miembro del espacio de libre circulación Schengen, aunque no es miembro de la UE.

La medida está autorizada por el reglamento interno de Schengen en casos excepcionales, que deben ser analizados y validados por el Ejecutivo comunitario.

Asimismo, los controles no pueden exceder un período limitado a tres meses, ampliable por otros tres.

rarl