Madrid.- El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, anunció hoy una serie de medidas con las que muy pronto el gobierno terminará con los disturbios en el sector minero del país, luego que algunos sindicatos amenazaron con llevar a cabo una huelga general.

La advertencia del mandatario sudafricano llegó este viernes mientras los mineros continuaron sus movilizaciones -iniciadas el mes pasado- para protestar contra la pésimas condiciones laborales y exigir un incremento salarial digno.

Algunas actividades no son aceptables y, como gobierno, hemos estado observándolos y he analizado con los ministros implicados cómo tratar este asunto , afirmó Zuma ante la Asamblea Nacional, citado en reportes del diario sudafricano The Star.

En principio, la policía y el ejército actuarán contra quien participe en una reunión ilegal o porte armas, señaló Zuma tras una reunión de ministros que representan el grupo de seguridad en el gabinete.

El ministro de Justicia, Jeff Radebe, indicó por su parte que éso no equivalía a un estado de emergencia, pero afirmó que el gobierno ya no tolerará actos violentos, mientras el ministro de Policía, Nathi Mthethwa, subrayó la obligación del Estado de proteger a su pueblo.

Las protestas de los mineros iniciaron a principios de agosto pasado, pero se tornaron violentos a mediados del mes, cuando la policía disparó contra los trabajadores de la mina de Marikana, con un saldo de 34 empleados muertos.

Desde entonces, las protestas y disturbios se extendieron hacia otras minas de oro, platino y cromo en el país, que es un importante exportador de minerales preciosos, a pesar de las negociaciones que se llevan a cabo entre empresas, gobierno y sindicatos.

Esta semana, los trabajadores de Marikana rechazaron las ofertas que les presentaron para poner fin a sus movilizaciones, y advirtieron que convocarían a una huelga general en el sector si no son cumplidas sus demandas.

A pesar de la advertencia lanzada este viernes por el gobierno, las protestas continuaron en el área de Rustenburg, donde fueron cerradas los yacimiento de platino y de cromo.

La producción se ha visto severamente afectada con varias minas cerradas, por lo que el ministro de Finanzas, Pravin Gordhan, advirtió este viernes que los continuos disturbios podrían lastimar la confianza económica, el crecimiento, el empleo y las inversiones.

mac