Armin Laschet, candidato cristiano-demócrata en las elecciones alemanas y sucesor potencial de Angela Merkel, se mostró favorable el jueves a volver al pacto de estabilidad europeo, que impone límites a los déficits públicos, una vez se controle la pandemia.

"Esas reglas quedaron suspendidas debido a la crisis sanitaria, que también exigió mecanismos de emergencia en Alemania. Vista la actual situación es una buena solución", dijo Laschet en una entrevista con el grupo alemán de prensa Funke.

Desde que la pandemia comenzó provocar una severa crisis económica, los países de la zona euro dejaron de lado provisionalmente las reglas del pacto de estabilidad, que limita el déficit público al 3% del Producto Interno Bruto (PIB) y la deuda a 60% del PIB.

El miércoles, la Comisión europea anunció que estas medidas se mantendrán en 2022, para favorecer la salida de la crisis.

"En el futuro, pienso que la estabilidad es importante para Europa y para la moneda europea", dijo Laschet, líder de la unión conservadora CDU-CSU en las elecciones del 26 de septiembre, que pondrán fin a 16 años de Merkel como canciller.

"Por eso habrá que volver a los criterios de estabilidad", dijo el candidato.

"Una política de deuda incontrolable sería mala para Alemania y para Europa, debilitaría el euro y no sería duradera, con toda sinceridad", advirtió Laschet.

Algunas reglas de este pacto, consideradas obsoletas por algunos países miembros, serán no obstante debatidas en los meses venideros de cara a una posible reforma.